El desarrollo que ha experimentado la psicología como ciencia en los últimos años, ha hecho que los avances logrados en esta área se hayan introducido en diversos escenarios de la vida cotidiana. Así, la psicología superó el ámbito clínico en el que nació para formar parte de todo tipo de organizaciones, con el objetivo de mejorar los procesos y realidades en que se ve implicada. En la actualidad, nadie cuestiona la utilidad de esta disciplina en las organizaciones empresariales (a través de los recursos humanos), en los centros de alto rendimiento deportivo, en los institutos de educación secundaria, etc.

La idea que subyace es la siguiente: si las personas adquieren diversas herramientas que le permiten hacer frente a la realidad cotidiana y se encuentran en un estado de "equilibrio psicológico", su rendimiento será mayor.

Entre los músicos es habitual encontrar dificultades relacionadas con el miedo escénico, la ansiedad ante exámenes y pruebas, la gestión inadecuada del estrés, la desmotivación, falta de habilidades sociales, dificultades para conocer y controlar la propia conducta a nivel de ejecución musical, la preocupación por el futuro próximo y lejano, o la zozobra causada por la toma de decisiones. En este sentido el aporte de la psicología no es otro el de que corregir y prevenir estas dificultades a través del refuerzo de diferentes capacidades, habilidades y actitudes humanas.

Bajo esta concepción, la dirección del centro ha decidido introducir la figura del psicólogo como elemento dinamizador. Es decir, se pretende dotar a los alumnos de una serie de estrategias que contribuyan al logro de las metas académicas y profesionales establecidas.

Para ello se recurrirá a un doble sistema, a saber:

•  Seguimiento de los/as alumnos/as: a través de entrevistas personales y reuniones periódicas con el resto del profesorado se analizará la evolución de cada alumno/a detectando y solventando las posibles trabas que impidan el desarrollo óptimo de las potencialidades de la persona. En este sentido las sesiones de trabajo podrían ser demandadas por el propio alumno en relación a alguna cuestión concreta.

•  Actividades puntuales: en función de las necesidades e intereses de los/as alumnos/as se irán desarrollando una serie de exposiciones y talleres a lo largo del curso académico.

Entre otros objetivos e Independientemente de las herramientas empleadas para ello, se buscará que los/as alumnos/as:

•  Mejoren su autoconcepto y autoestima.
•  Incremente la confianza en si mismos.
•  Se sientan unidos afianzando la cohesión de grupo.
•  Adquieran estrategias de resolución de conflictos y de toma de decisiones.
•  Aumenten su motivación.
•  Conozcan y controlen diferentes estrategias de estudio y aprendizaje.